Home > Trazados > Dualidad en la vida

Dualidad en la vida

Dualidad en la vida

Or∴  de Monterrey, N.L a Martes 8 de Diciembre del 2009 E∴ V∴

V∴  M∴,  Dignas Luces  y QQ∴  HH∴  todos:

S∴  F∴  U∴

“DUALIDAD DE VIDA”

Compañero Mason: Fernando A. Aguilar

“Dualidad de Vida”

E

n este trazado hablaremos acerca de cómo la dualidad se encuentra presente sino es en todos, en la mayoría de los aspectos de nuestra vida. Para comenzar, es necesario que se tenga el concepto de dualidad lo suficientemente claro para así poder evitar cualquier mal entendido que pueda presentarse a lo largo de la explicación del presente documento.

La Real Academia de la Lengua Española define la dualidad como la existencia de dos caracteres o fenómenos distintos en una misma persona o en un mismo estado de cosas. Es decir si a este concepto le damos un enfoque  filosófico o teológico nos encontraríamos con el termino de dualismo, con el cual se le nombra a la doctrina que afirma la existencia de dos principios supremos, increados, independientes, irreductibles y antagónicos, uno del bien y otro del mal, por cuya acción se explica el origen y evolución del mundo; y también, en un sentido más amplio, a las doctrinas que afirman dos órdenes de ser esencialmente distintos: por ejemplo, ser ideal y ser real, Dios y mundo, materia y espíritu, orden físico (de la necesidad) y orden moral (de la libertad y el deber) bien y mal (plano de la actividad moral), etc. En el primer caso se trata del dualismo en el sentido más estricto y usual del término, y se puede llamar dualismo teológico, cosmogónico (relativo al origen del cosmos) o religioso; en el segundo caso se puede hablar de un dualismo filosófico o metafísico.

En la filosofía china se utilizan los términos Yin y Yang para indicar la dualidad de todo lo existente en el universo yendo más allá de dos principios supremos e irreductibles y pudiendo ser aplicados a cualquier objeto o situación.

Dentro de nuestra logia también podemos encontrar algunas muestras de la dualidad. Por ejemplo, al entrar al templo podemos observar a simple vista las columnas J y B con los globos terráqueo y celeste representando así el cielo y la tierra, también podemos encontrar un ejemplo de dualidad en el pavimento de cuadros iguales pintados de blanco y negro alternadamente, los cuales simbolizan la igualdad de las razas y el eterno contraste de los pares de opuestos que forman la base de armonía universal, también representando a su ves los polos positivo y negativo. Otro claro ejemplo esta en el oriente y occidente representando la luz y la obscuridad.

Según la cosmogonía, ciencia que proporciona una teoría global sobre el universo, en la que convergen la astronomía y la física, el número dos representa la dualidad. Alude al par de opuestos (día y noche, frío y calor, varón y mujer, etc.) ya que la unidad se ha dividido y uno estará opuesto al otro. El dos es el primer número que rompe con la unidad divina, por lo cual la malicia y el engaño constituyen su sombra.

Haciendo una investigación en Internet me tope con un articulo acerca de la dualidad el cual capto muchísimo mi atención. El articulo hace mención de una teoría en la que se presenta la parábola de Adán y Eva como si fuéramos seres divinos que hemos elegido descender a este mundo de baja vibración en 3D. La característica principal de este mundo en 3D es la dualidad o libre albedrío. Todo lo que vemos aquí en este mundo se mide por una dualidad, en la que vemos dos polos extremos y un promedio o centro. Desde la perspectiva de los mundos superiores de alta vibración – el cielo, sólo existe el amor y la perfección, también en nuestro mundo 3D. Lo que pasa, como estamos aquí viviendo anestiados en una baja vibración, tenemos que elevar nuestra vibración para ver la perfección en todo nuestro alrededor. Es como si estuvieramos viviendo en un valle velado en una niebla, donde la única herramienta que tenemos es una ‘regla unidimensional’ para medir la calidad de nuestra observación dentro de un contínuum de la dualidad, un extremo mostrando el polo positivo y el otro extremo mostrando el polo negativo. Una persona nos cae muy bien y otra persona nos cae fatal. Una persona nos brinda todo lo bueno que deseamos y la otra sólo nos crea angustia y nos hace maldades. Al analizar este articulo podemos darnos cuenta de que es necesario estar concientes de la dualidad que existe en nuestro mundo ya que forma una parte importante de el, mas tiene aun mas importancia el estar concientes que no todas las situaciones con las que nos topemos debemos medirlas con esa regla ya que para poder vivir esta vida de una manera mas plena no podemos solo basarnos en el blanco y negro sino que tenemos que saber interpretar y disfrutar a su vez los demás matices que la misma nos ofrece.

__________________________________

Compañero Masón: Fernando A. Aguilar.

Categories: Trazados
  1. Arturo Pedraja
    01/02/2010 at 4:57 pm

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, creo que denbemos estar consientes de esa dualidad de la que hablas, ya que generalmente creemos que en nuestra vida solo debe haber felicidad ó infelicidad, según sea el caso, pero nunca nos preparamos para ponernos en ese justo medio del que hablas, ya que si lo hiciéramos, aceptaríamos nuestra realidad, lo que nos llevaría a vivir una vida mas plena y creo yo, con una verdadera felicidad….

  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: